DERMATITIS ATÓPICA

Es tan importante el tratamiento del brote como el cuidado y mantenimiento de la piel a diario.

Nosotros como expertos te damos las pautas para el tratamiento de los brotes y mantenimiento para recuperar la piel, disminuyendo el picor y mejorando la calidad de vida

¿QUE ES LA DERMATITIS ATÓPICA?

Es un trastorno dermatológico que evoluciona por brotes. Suele comenzar en la lactancia: el 60% entre los 2 meses y los primeros años de vida; el 30% alrededor de los 5 años y el 10% entre los 6 y los 20 años; más raro pero no imposible es que se manifieste en la vida adulta. Tiene un carácter genético, de modo que se hereda. Se manifiesta con eczemas y su principal síntoma es el picor. Tiene una prevalencia de más de un 10% en los niños en algún momento de la edad pediátrica. Conforme se acerca la adolescencia los brotes van remitiendo y solo un escaso porcentaje sigue manifestando dermatitis en la edad adulta.

RELACIÓN DE LA DERMATITIS ATÓPICA CON LA ALERGIA

El estado atópico se puede manifestar en la piel como dermatitis, en el sistema respiratorio como asma y en la mucosa de nariz y ojos como rinoconjuntivitis.

Los atópicos son personas más tendentes a desarrollar alergias ambientales (ácaros del polvo, polen, epitelio de animales…), alimentarias (leche, huevo..) y de contacto (metales…).

LA DERMATITIS Y LAS INFECCIONES

Los pacientes atópicos tienen más propensión a sufrir infecciones por virus (molluscum contagiosum, papiloma, herpes simple…), bacterias (estafilococo aureus causante del impétigo) y hongos. Esto es debido a que tienen una alteración de la barrera cutánea que facilita la penetración de microorganismos.

LOCALIZACIÓN

  • Lactantes: Mejillas, cuello, glúteos, zona del pañal, cuero cabelludo.
  • Infantes: Flexuras detrás de rodillas, flexuras delante de codos, peribucal, párpados.
  • Adultos: Más localizada en manos, párpados, cuello, pezones.

Estas son las zonas más frecuentes pero en brotes más agudos se pueden generalizar.

MANIFESTACIONES

Los eczemas son placas (rojizas) eritematosas que en formas agudas son más exudativas (húmedas) y en formas subagudas o crónicas son más secas descamativas y liquenificadas (engrosadas). 

El síntoma por excelencia es el prurito (picor) que es el causante del empeoramiento (por el rascado) de las lesiones cronificando estas y dificultando el tratamiento y afectando al sueño y carácter de los niños. Los niños más nervios controlan mucho peor el picor, entrando en un bucle que no facilita la curación.

FORMAS DE MANIFESTACIONES ESPECIALES

  • Dartros acromiante o pitiriasis alba: Son las típicas manchas blancas que aparecen en las mejillas de los niños en verano y que no son más que eczemas fugaces que al curar dejan temporalmente una despigmentación de la piel que se hace más evidente con la piel bronceada en verano.
  • Queratosis pilar: En algunos adolescentes se suele ver la típica “piel de gallina” en muslos, brazos, glúteos…

FACTORES QUE DESENCADENAN Y EMPEORAN LA DERMATITIS

Ante determinadas situaciones se pueden desencadenar los brotes o agravar:

  • El frío (invierno).
  • Catarro, gripe, gastroenteritis…
  • Brotes de asma y de rinitis alérgica.
  • Contacto con lana y/o acrílico.
  • Baños frecuentes y calientes y piscina que disminuyen el manto lipídico protector de la piel.
  • Estrés emocional.

TRATAMIENTO

Tan importante como los medicamentos son las medidas preventivas y de mantenimiento entre brotes. Es necesario acudir al especialista para recibir un tratamiento personalizado a las necesidades y características de cada paciente y así garantizar un seguimiento y control de la enfermedad.

¿QUIERE CONCERTAR UNA CITA SIN COMPROMISO?

Dermatitis atópica
Dermatitis atópica

En la Clínica de la Dra. Elena Arnal, llevamos un control de cada uno de nuestros pacientes atendiendo a su edad, forma de presentación, tipo de brote, intensidad… que nos garantiza una buena evolución de la dermatitis atópica y el control de los brotes.

Ir arriba